Verano 2011 (2ª parte)


Verano  2011 2ª parte

Imagenes de la fiesta en el bar de Laura. Bar Pallide

Ha sido este mes de julio un mes frío, muy lejos de las previsiones de calor que habían emitido los hombres del tiempo de la tele ; no sé si  se ajustaron más a a las tradicionales cabañuelas o a los modernos sistemas de predicción por satélite. Según el método tradicional de anticipación del tiempo, el mes de julio repetiría las condiciones meteorológicas del 7 de agosto del 2010. Pero ¿ quién se acuerda de aquellas condiciones concretas? . De todos modos ha sido un mes frío, sobre todo por las tardes. En esto hemos compartido clima veraniego con toda la cornisa cantabrica.

Pasa la primera quincena del mes de julio, la hierba está ya prácticamente recogida, los otoños comienzan a exhibir su potente color verde, la flor del  orégano se abre en colores, el té de la  peña Lende puede ya recogerse. Pero, como es habitual en los meses de verano en Pallide, el color marrón de lo secano va gando terreno al verde de las praderas. Se echa de menos una repoblación de árboles en los alredeores y centro del pueblo para contrarrestar la seriedad de la piedra, la uralita o la teja ; en eso nos ganan Reyero o Primajas. Visto desde la peña Lende, los trozos verdes se reducen el perímetro del pueblo a algunos árboles frutales y pequeños huertos.

La vida sigue esta segunda quincena con la regularidad de estos últimos años. No acaban de venir los veraneantes, el pueblo sigue casi vacío, pero ya se habla de Santiago y de las machorras. Y aunque pueda parecer un fenómeno meteorico, un relámpago fugaz, supone un oasis y un empujón a la vida del pueblo.

La apertura del bar

Todo el mundo, incluso los abstemios, habian echado de menos el bar que era, más que un establecimiento hotelero, un refugio de convivencia. Y este verano, primero timidamente y después ya de forma más continua, el bar de Pallide vuelve a ofrecerse para el ocio, la degustación y la convivencia. Todos los días, excepto los martes, vuelve a ser el lugar que fue antes del paréntesis abierto por la muerte de Angel.

Laura ha tomado el relevo y ha querido anunciarlo con una gran fiesta, unos días antes de Santiago. Un gruppo de músicos tradicionales de León acompañó con la música y el rimo étnico a los numerosisimos invitados a esta fiesta  que procedían de todos los pueblos del valle e incluso de la comarca.  Buena y auténtica música popular, asentada en las  raices tradicionales y buenos acompañamientos para degustar: la cecina, el chorizo, el jamón y cientos de combinaciones originales que hicieron las delicias del gusto mientras el oido se regalaba con la música.

Por la tarde una “sesión de boling pool”, señal de que lo moderno puede engarzarse con lo tradicional. Un deporte o actividad que está muy de moda en las empresas, que llenó de vida y color las calles del pueblo, primero para los niños y después para los mayores. Para los que no conozcan la actividad, se la resumo. Se trata de disparar bolas de tinta de colores en un simulacro de guerra sin muertos y sin heridos. Está  muy de moda en las empresas para crear vínculos entre los empleados y para quitar el stress.

Santiagodownload movie Get Out 2017 now


Comenzó la fiesta con la “diana de los indignados”, una contribución local  al espíritu del 15 M. Con gran originalidad se corearon los gritos y consignas sobre la representación de los políticos, sobre la corrupción y sobre los bancos y sus desahucios. Se recorrió el pueblo, casa por casa como es habitual,  y la generosidad de sus huéspedes inició  el espíritu de la fiesta. Como ya es habitual, hubo comidas familiares y, por la noche, la discoteca ambulante y el bar acompañaron la alegría de los jóvenes visitantes del pueblo hasta altas horas de la madrugada.  No ha sido la fiesta de los dos días de antes, ni horas interminables de juego de bolos, pero representa un esfuerzo por sobrevivir que debemos cargar en el haber de los jóvenes, muchos de los cuales ya no viven habitualmente en el pueblo

Las Machorras


Para el dia 6 se habían anunciado las Machorras. Y así se cumplió. Recordamos que esta fiesta tiene su origen en la matanza y comida de varias ovejas sin cría ( machorras) como parte del alquiler de los puertos de Remolina a los pastores trashumantes. Durante estos últimos años se han renovado y ya no se celebran en la pradera del Prado Luengo sino bajo una carpa con mesas y bancos en medio de la calle Real. Los jóvenes del pueblo, las autoridades y voluntariosos vecinos colaboran a que este día se convierta en una jornada de convivencia familiar en los primeros días de agosto. Así se ha repetido este año. Cientos de personas, vecinos permanentes del pueblo, descendientes jóvenes de vecinos emigrantes, visitantes de los pueblos compartieron  comida y cena amenizada con música y rematada con baile. Se intercambiaron recuerdos, se recordó a los ausentes, se conocieron los nuevos retoños, ………. Una fiesta entrañable que no debe perderse por nada del mundo. Los músicos, mayores pero marchosos , dieron a la comida un acompañamiento alegre y, con gran sentido escénico, combinaron la música tradicional y moderna. Por la tarde casi todo el pueblo se concentró en Puebla de Lillo para  animar al equipo de Pallide que participaba en un campeonato deportivo. Aunque el resultado deportivo fue adverso, la compañía de los músicos improvisó una pista de baile en el campo en la que todo el mundo participó. No tengo fotos todavía de esa fiesta, pero espero que me las envieis a melquigr@hotmail.com.

Con ellas quedarán para siempre las imágenes para enseñar a nuestros descendientes.

Invierno en el huerto de la casa rural Solapeña


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *