Julio 2012

Ya estamos a mediados de julio. Las últimas fotos que tengo de Pallide lo muestran verde y florido a pesar de que este año la lluvia ha sido escasa. Ya ha comenzado la hierba, con los ruidos de los discos, empacadoras, enrrolladoras y tractores. Toda maquinaria muy eficiente y muy ruidosa. Lejos quedan los silbidos cortantes de la guadaña sobre la hierba fina y los semicírculos rítmicos en los que avanzaba el corte, solamente interrumpido cuando había que afilar o picar la guadaña. Ya pocos quedan que sepan esta tarea. Dentro de unos años no existirán las guadañas, lo mismo que dejaron de existir las mazonas, por falta de uso.

Nueva entrada al pueblo. Una idea muy buena.

Es también este mes un mes de encuentros porque ya han llegado vecinos que pasaron el invierno fuera y que ahora contribuyen a que la soledad del invierno se interrumpa durante unos meses. Sean todos bienvenidos.

Como recordatorio del mes y del verano, envío estas fotos, con el deseo de que nos encontremos al menos el día de las machorras para recordar, con nostalgia una vida que fue dura pero también feliz.

El valle de Reyero desde la peña Susarón ( Manuel)

Los nuevos vecinos de Pallide

Vecinos antiguos de pallide

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *