Julio 2011

Julio 2011

Tres vecinas

He realizado una visita a Pallide durante  unos diez días en los que, además de cumplir esperados y deseados compromisos familiares, he contactado con los mayores que quedan en el pueblo y que me han aportado novedades. Muchas de ellas se iran incorporando a las respectivas categorías del blog en su versión definitiva, pero hoy quiero hacer un resumen.

La nueva Moncloa

Los lugares clásicos de reunión del personal del pueblo habían sido la barrera, balcón desde donde se divisaba una panorámica de pueblo y valle; los concejos  solían reunirse entre las Casicas, el mismo lugar en el que se daban cita los vecinos previamente   a la hacendera. A esos lugares les ha salido un competidor; se trata del asiento que hay delante de la antigua casa de los herederos de Fernando, desde el que se controla la salida y entrada del pueblo. Creo que se ha elegido por estar equidistante de los domicilios de los componentes, ya un poco lentos en su andadura.  Allí se reune diariamente por la tarde buena parte de las fuerzas vivas del pueblo. Lo que sí es claro es que se ha convertido en un foro de debate muy varíado sobre temas políticos internacionales, nacionales y locales de naturaleza muy variada y a veces de gran intensidad  dialéctica.  Justamente por eso ha asumido la denominación de moncloa.  A los asistentes fijos, nos vamos incorporando los visitantes ocasionales, en las horas frescas de la tarde, este año especialmente frescas. Yo creo que estos pequeños grupos de convivencia sustituyen a los antiguos concejos e incluso a las hilas. Juntamente con la llegada del frutero de los viernes, de la misa dominical, de las visitas al bar  y de los paseos por la Vega, constituyen los únicos respiraderos y mecanismos de defensa colectivos por los que se toma aire dentro de esta soledad y aparente aislamiento de los pueblos actuales.  Es también una manifestación de cómo los seres humanos van generando nuevos espacios de convivencia adaptados a diversas  situaciones.  A mantenerse y a ampliarse.

La vuelta de Amadeo.

Hoy, mirando cualquier día fresco el cielo azul, podemos contemplar las estelas de aviones a reacción o el ruido del helicóptero de vigilancia . Pero el primer coche, el de Elías, fue una novedad tan insólita  para una mayoría de gente que nunca había salido del pueblo ni podía verlo por televisión o leerlo en el periódico. Pues podemos imaginar a las mujeres de los años treinta  lavando en la canal, inmersas en el guirigay de confidencias que acompañaban la dura tarea del lavado y, de repente, un ruido semejante a un trueno en un dia azul, llega desde Pardomino; al poco tiempo un aparato semejante a un gigantesco moscardón aparece sobre el pueblo en dirección a  Asturias. Podemos imaginar el revuelo. Unas mujeres exclamaron, entre el miedo y el asombro, “ es tío Amadeo que vuelve”  Y es que tío Amadeo, vecino que vivía entre las casas de tío Nicasio y tío Honorato, había muerto y había sido enterrado el día anterior.  La tía Gregoria, que había viajado a León y contemplado los extraños aparatos, dio la solución  menos sobrenatural  al acontecimiento. No olvidemos que este siglo se ha caracterizado, entre otras cosas, por el impresionante desarrollo tecnológico, que ha  sumido a la población en constantes sustos y apariciones tan impactantes como la vuelta de tío Amadeo. Recordemos también que las primeras locomotoras fueron  consideradas como instrumentos del diablo y animales del infierno.

La visita del cardenal Segura

Pallide nevado

Tío Ceferino y  su esposa Ludgarda habían emigrado a Argentina y habían vuelto a Pallide a la casa del actual bar de Chon. Allí, D. Ignacio, cura del pueblo, había traído de Valdeón el tilo actual y habían instalado en un anejo a la casa un excusado que daba a un pozo cubierto con una tapa agujereada en el centro. Mientras estuvo en Argentina, había progresado en sus negocios hasta el punto de pagar las obras de recogida de aguas de la Canal. En Sudamerica  quedaba un hermano, también con éxito en los negocios. Entre las amistades de su hermano estaba la del Cardenal Segura ( 1880 a 1957) y su familia. El cardenal Segura era primado de España, arzobispo de Toledo, una autoridad eclesiástica suprema en España, muy polémica por su integrismo religioso y rigorismo moral. Intervino en la política  tanto en Monarquía de Alfonso XIII, de quien era amigo como en la Republica y en la dictadura de Franco. Cuando recibió la noticia de la enfermedad de Ceferino se acercó a Pallide, por los medios de ese momento: tren de León hasta Boñar, caballo de coches hasta Vegamián y caballo hasta Pallide para él y su séquito acompañante. Cuando llegó su amigo ya había muerto, posiblemente de una pulmonía. A comienzos del siglo pasado la visita de este personaje debió ser todo una peripecia y al tiempo una novedad increíble. El boato que acompañaba a estos personajes en ese momento, el miedo o respeto a su autoridad confería a sus actividades una aureola tal, que es muy posible que los periódicos de la época reflejasen el viaje y los vecinos del pueblo lo viviesen como una acontecimiento único.

Los restos del pasado

Añado algunos datos nuevos sobre nuestra historia.

Arcos

En el pueblo existen tres arcos, dos en la actual casa de los herederos de Lisandro y hermanos. Son de estructura muy alta y uno de ellos tiene grabado un pequeño escudo con motivo marítimo.  El otro arco estaba cerca de la actual casa de Toño y actualmente se ha derrumbado y en el suelo permanecen  sus piezas, de tamaño más grande que los anteriores y de un vano más bajo. Cerca de este arco, la actual casa de herederos de Ulpiano, recientemente renovada, conserva en sus esquinas y pared sur algunas piedras labradas de valor así como la ventana pequeña donde estuvo una antigua reja artística de hierro.  En todos los casos nos muestra que, al menos en esas dos zonas, se situaban casas de los nobles hidalgos. La capilla donde se construyó la cuadra de Maximino era, según el testimonio de la época, propiedad de la casa de los arcos, ya en desuso y utilizada como corte cuando se derribaron totalmente sus restos abovedados.

Primeras comuniones

Piedra de la Iglesia

El lugar original de la piedra era un enterramiento completo existente en una de las capillas laterales de la antigua iglesia. A comienzos de siglo se trasladó al suelo de la misma entrada, pero en una visita episcopal, se ordenó levantarla y situarla en un lugar digno, donde hoy está. Su inscripción reza: “ ESTE ENTIERRO Y CAPILLA ES DE LOS MUY NOBLES HIDALGOS JUAN RODRIGUEZ, TERCERO DESTE NOMBRE Y MARTIN GONZALEZ HERNANDEZ…….AÑOS DOTARON…..UNA MISA CADA SABADO PERPETUA Y UNA LAMPARA QUE ARDA CADA DIA Y A ESTA IGLESIA DOS CARROS DE HIERBA”

Pilón

Antes del actual pilón, una hornacina de piedra recogía el agua en el Fontano y la llevaba a un lavadero adjunto desde donde desaguaba hacia las fincas anejas. En  años posteriores se llevó el agua hasta el actual pilón de piedra. En la piedra central de donde surgen los dos caños de hierro, aparece la inscripción:  “  AÑO 1919 SIENDO PTE……..” Las dos letras (F.F.) están claramente borradas con un puntero. Ello se debió a enfrentamientos de unos vecinos con el presidente constructor. Se dice el pecado pero se oculta el pecador.

Ermitas

Hoy no existen restos de ninguna ermita. De la de San Felices existieron restos de ladrillo y una piedra grande que estuvo después en el portalón de la casa del tío Ismael; también parece que se recuerdan enterramientos.  De la ermita de San Justo se cuenta que estaba construida sobre la misma pared superior de la finca de Horacio y que, en la construcción de los cimientos de la pared también aparecieron huesos.

El Canto.

Existe una tradición de que se trataba de una construcción habitada y ligeramente amurallada. Hoy se conservan paredillas laterales en varios puntos. Era muy típico de la época antigua y medieval construir las casas en alto para defenderse de las frecuentes incursiones.

La escuela y el toril

No siempre han estado en el actual emplazamiento. Antes ocuparon el lugar  que actualmente ocupa la casa de tía Concepción y Camerino.

Peña Lende

Su nombre viene reflejado en escritos sobre puertos como “linde” del puerto que ocupaba parte de Arianes y Lodares. Sería el linde Norte con terrenos de Pallide.

1792

De este año en el que se quemó el pueblo existe una piedra con una cruz y la inscripción de la fecha en el actual portalón de German, proveniente de una antigua ventana de otra casa de la época.

Más vecinos

Personas

Maderones: nombre de una gitana que visitaba regularmente el pueblo.

Mangarrias. Alto y flaco. Pobre itinerante habitual. A los niños se les metía miedo: “que viene Mangarrias con el saco”.

Hipólito. Otro pobre itinerante, muy fuerte físicamente pero demente. Solía ir a gamones para vender.

Ojos bonitos. Nombre artístico de una orquesta que amenizó el baile de Santiago durante muchos años junto con “Los veleros”.

Serapio. Cura del pueblo muerto a los 46 años en 1910. Su  cruz funeraria es la mas antigua legible conservada en el cementerio.

El tío Quinto. Pastor que vivió en el lugar donde se halla la actual casa de Eduviges.

Tía Caya. No era de Pallide; trabajó como conductora de bueyes en las minas y calero de Utrero, antes de casarse con Federico y venirse a Pallide.

Isobana. Mujer procedente del pueblo de Isoba que, siendo viuda, se vino al  pueblo sin pertenecía alguna. Para sobrevivir el concejo le dejó cultivar huerto en  un llanico de la peña Lende. De ahí recibe el nombre de “ Huerto de la isobana”

Tía Josefona. Madre de tía Isidora y suegra del tío Tomás. El huerto que está bajo la peña de Alba Buena era de su propiedad. De ahí el nombre actual de la peña. Existe la leyenda de un tesoro encerrado en un perol, encontrado por la propietaria y su hermana en el huerto pero no abierto por miedo o superstición. De ahí también el dicho antiguo “ De la peña el Collado a la fuente del sol( en la falda oeste de peña Lende) hay un tesoro de gran valor”.

Viajeros. No  es una obsesión vacacional de nuestra época ni una solución a la crisis actual.  Ya en tiempos antiguos los vecinos de Pallide  hacían largos viajes, generalmente andando o de forma combinada con líneas de ferrocarril.  Tío Indalecio y tío Gabriel viajaron muchos inviernos  a vaquerías de Madrid. Tío Segundo y tío Lisandro eran viajeros asiduos a Jerez en el invierno por motivos laborales y familiares. Tío Maximiano llevó una vaca a concurso a Zamora, donde logró un premio previo deslizamiento disimulado de cinco duros a  los pies del juez

Palabras, costumbres y aperos.


Argumeno. Científicamente llamado Serbal de los cazadores

Usagria o usagre. Enfermedad de los cerdos que se curaba con jugo de lana de ovejas.

Atondar. “masajear la ubre de las vacas o tirar del freno del caballo”

Arranar. Para curar esta enfermedad se sangraba el cielo de la boca del animal o se sacaban rápidamente los excrementos por el ano.

Bellotas. Se recogían en Pardomino donde eran muy abundantes.

Gamones. Se cocían tanto para los cerdos como para las vacas paridas. Su recogida estaba muy regulada.

Mazona. El primer sistema de sacar nata y manteca fue una cuba de barro que tenía un agujero muy estrecho cerca del fondo que se tapaba con un pitorro de madera puntiagudo que dejaba pasar la leche y conservaba la nata.

Otras leyenda varias..


“Como empieza la Cuaresma así termina”

Las señales que  las culebras dejan por la noche en el polvo es una señal de lluvia próxima.

“ Los 12 primeros días del mes de agosto marcan el tiempo de los 12 meses de año”.

Cuando los mozos venían andando tarde de las fiestas iban directamente al trabajo. El trabajo era variado según la época. Por el verano, en la fiesta de Nuestra Señora hubo quien limpió la  parva de unos días para cuando llegaran sus dueños. El más conocido fue la muerte y despedazamiento de un cerdo de Alfredo, la noche anterior a su prevista matanza. Cuando se levantaron a la labor, el cerdo colgaba perfectamente destazado en la viga del portalón y las vísceras lavadas y organizadas para el chorizo.

German, Demetrio, Tiano, Alfredo, Indalecio y Santiago  son los autores reales de esta entrada complementaria al blog. Gracias

Noticias y previsiones

Mientras tanto el pueblo va mejorando. Se han finalizado las obras de entrada desde Boñar, con la colocación de aceras y desagues y proximamente de iluminación. Estan a punto de finalizarse las mismas obras en dirección a Reyero. La entrada y salida del pueblo quedan al estilo de una ciudad; ya se sabe que la primera impresión es la que cuenta.

En el interior, el pueblo está limpio, aunque habría que echar una mano a las goteras de la Iglesia y a su espadaña. La iglesia no solo es un lugar de referencia de los creyentes sino un monumento a la historia del pueblo. Tambien permanecen  dos caserones en ruinas que esperamos desaparezcan y se sustituyan por huertos o nuevas casas.

Sigue la labor de reconstrucción de casas particulares con toda intensidad y buen gusto. Hay en este momento obras en cuatro puntos y además muchos proyectos.  La cosecha de fruta sufrió un golpe con la helada de la noche del 29 de junio, lo mismo que las patatas, pero se conserva una parte.

Van reincorporandose los vecinos ausentes y se espera que el pueblo se complete en el mes de agosto. Para el día 6 estan convocadas las machorras, una fiesta familiar de encuentro. Recordamos a los vecinos que nos han abandonado este año: Hermelinda, Camerino y Emilio. Todos ellos han puesto una piedra en el edificio comun del pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *